«El tiempo pasa y la frustración crece»

La Asociación Nacional de Productores de Leche (ANPL), la Federación Rural y la Asociación de Cultivadores de Arroz (ACA) rechazaron el nuevo aumento de los combustibles que decretó el Poder Ejecutivo a partir del pasado sábado. «Queda de manifiesto que la nueva metodología de cálculo no asegura a los sectores productivos un precio competitivo, y no refleja condiciones de competencia manteniendo el monopolio. La misma sigue dándole al Poder Ejecutivo posibilidades de fijación de precios arbitrarios con fines recaudatorios», aseguraron en un comunicado.

El comunicado asegura que durante la campaña electoral de 2019 se «pregonaba la libre competencia en el sector combustibles y la eliminación de las distorsiones generadas, como el fideicomiso del transporte y las mezclas de biocombustibles» pero que la situación actual continúa con la modalidad de «un subsidio cruzado a cualquier negocio deficitario de Ancap»

«Las reformas estructurales para volver al Uruguay competitivo no llegan. El tiempo pasa y la frustración crece. Por eso exhortamos al gobierno a encausar la solución definitiva de forma urgente a estos compromisos asumidos para la búsqueda de la competitividad», finaliza el comunicado donde también mencionaron que no ven «un plan de trabajo para llegar a la promesa de campaña»

Diferentes dirigentes rurales ya habían mostrado su descontento con el aumento.  Alfredo Lago, presidente de ACA, expresó en su cuenta de Twitter que fue un “duro golpe” lo que definió como un “aumentazo”, que significa, según su expresión, un “gran impacto negativo en la competitividad de los sectores productivos”. A su vez Marcelo Nougué, vocero del movimiento Un Solo Uruguay, definió que el sentimiento que hay entre los productores con los que ha hablado en estas últimas horas, tras el mencionado aumento, es de “indignación”.

Hay indignación por la falta de cambios en le gestión de Ancap, en lo que tiene que ver con la fijación de los precios, esto es más de lo mismo, pasa lo que pasaba en la época de (Daniel) Martínez (expresidente de Ancap), es más de lo mismo”, afirmó a El Observador.

Los precios de los combustibles aumentaron desde este sábado, de acuerdo al nuevo mecanismo mensual de fijación de tarifas del gobierno, que acompasa las tarifas en función del comportamiento del Precio de Paridad de Importación (PPI), relevado por la Unidad Reguladora de Servicios de Energía y Agua (Ursea).

El precio de la nafta Súper 95 aumentó $ 5 en surtidor (7,6%) y pasó a valer $ 70,81 por litro; mientras que el gasoil común también ajustó $ 5 por litro (10,9%) y quedó en $ 50,7.

 

«Si hoy tenemos estos precios de combustibles es porque hoy tenemos estos costos», afirmó este sábado entrevistado por Subrayado el ministro de Industria, Omar Paganini, luego de que el gobierno anunciara el aumento. 

El jerarca descartó que el incremento vaya a generar «una ola de corrimiento de precios». «El combustible en algunos negocios comerciales impacta poco. En una familia tipo, del orden del 3,3% es el impacto. Impacta poco, así que tampoco es que esto genera una ola de corrimiento de precios. Impacta mucho en la producción, y también impacta en los commodities», dijo.



Lectores: 28