Iglesia católica francesa denunciada por más de 216 mil abusos sexuales a menores; qué ocurrió en América Latina

«Mi deseo en el día de hoy es de pedirles perdón«. Esas fueron las palabras que pronunció monseñor Éric de Moulins-Beaufort, presidente de la Conferencia Episcopal de Francia después de que la Comisión Independiente sobre Abusos en la Iglesia católica (Ciase) presentase este martes un informe que denuncia más de 216.000 abusos sexuales a menores entre 1950 y 2020, a manos de sacerdotes y religiosos de la Iglesia Católica francesa. 

Ahora, el foco mediático se centra en la geografía europea, sin embargo, este tipo de violencia no es ajena a algunos miembros del clero latinoamericano.

Chile

Según cifras oficiales, hasta 2019 más de 200 miembros de la Iglesia chilena han sido investigados por más de 150 casos de abusos sexuales, mientras que se han identificado más de 240 víctimas, de las cuales 123 eran menores.

El caso más sonado fue el del influyente cura Fernando Karadima, al que el Vaticano condenó en 2011 por abuso sexual a menores cuando dirigía, entre 1980 y 2006, la parroquia de El Bosque, en un barrio acomodado de Santiago.

Aunque este formador de obispos fue expulsado del sacerdocio, no fue juzgado por las cortes civiles al considerarse prescritas las denuncias. Una posterior ley declaró «imprescriptible» el abuso sexual a menores.

México 

La Iglesia católica mexicana ha enfrentado varios escándalos de pederastia en los últimos años, aunque el más grande es el de los Legionarios de Cristo.

Según un informe actualizado hasta marzo pasado, los Legionarios reconocen que 170 menores fueron víctimas de abusos sexuales cometidos por 27 sacerdotes entre 1941 y 2019. En su gran mayoría se trataba de hombres adolescentes de entre 11 y 16 años.

De esos 27 sacerdotes, tres fallecieron sin ser juzgados, dos han sido condenados en el fuero penal. El resto no han sido procesados por diversos motivos, entre otros los plazos de prescripción.

En el ámbito eclesiástico, de los 27 sacerdotes dos fallecieron sin ser juzgados, 16 fueron sancionados, ocho están en un procedimiento canónico y uno recibió la dispensa del ministerio sin juicio.

Biani López Antúnez, fue violada por un sacerdote de los Legionarios de Cristo por dos años

América del Sur 

Argentina: El último caso de fuerte impacto en la sociedad argentina es el de más de una veintena de abusos sexuales cometidos en el Instituto Próvolo, destinado a la asistencia de niños con enfermedades auditivas.

Los autores de estos hechos, entre ellos dos sacerdotes, fueron condenados en 2019 a hasta 42 años de prisión. La causa sigue abierta con el proceso de enjuiciamiento de varias mujeres, entre ellas dos monjas.

Sacerdote argentino Horacio Corbacho, exjardinero Armando Gomez y sacerdote italiano Nicola Corradi

Colombia: En abril de 2020, la Iglesia católica colombiana apartó a, por lo menos, 19 sacerdotes que pertenecían a la Arquidiócesis de Villavicencio (centro) tras denuncias por abuso sexual, en un caso que está abierto

En 2019, el entonces arzobispo de Bogotá, monseñor Rubén Salazar, reconoció que conocían más de 100 casos, sin precisar las fechas de la comisión de los delitos. Según una investigación de Blu Radio de ese mismo año, la fiscalía investigaba a 57 sacerdotes.

Venezuela: En enero de 2020, un adolescente de 17 años confesó haber asesinado a un sacerdote que había abusado de él en el estado venezolano de Táchira (oeste). Las autoridades informaron que había denuncias contra el cura por abusos sexuales en 2014 y 2015.

Un cura de origen español fue detenido en 2018 por abusos contra una niña de 12 años en el estado Zulia (oeste).

Centroamérica 

Nicaragua: Al menos 13 casos de abuso sexual fueron denunciados en Nicaragua años atrás, pero ninguno llegó a juicio en el país, según grupos feministas.

El caso más sonado fue el de Marco Dessi, un sacerdote italiano juzgado y condenado en Italia por abusar de cinco niños en el departamento nicaragüense de Chinandega, donde vivió 30 años. Durante el juicio, surgieron 100 nuevas denuncias. Murió en su país natal en 2016.

Guatemala: Se registraron tres casos, entre ellos el del párroco Ignacio López, que fue condenado en setiembre de 2018 a 16 años de prisión por el abuso de una adolescente en la ciudad de Puerto Barrios, unos 295 km al noreste de la capital.

Según la fiscalía, el sacerdote «abusó en reiteradas ocasiones de la menor«, «se valió de su posición religiosa» y la «mantuvo amenazada de muerte» para que no dijera nada a sus padres.

Los otros dos sacerdotes señalados siguen trabajando para la Iglesia en seminarios.

Costa Rica: El caso más sonado de los últimos tiempos en Costa Rica es el del exsacerdote Mauricio Víquez, quien fue arrestado en México en 2019, luego de estar en fuga por hechos contra cuatro menores de edad.

Este exvocero de la Iglesia costarricense, famoso por su defensa del matrimonio tradicional, deberá enfrentar próximamente un juicio por abusos sexuales, violaciones, tentativa de violación y difusión de pornografía infantil, entre otros delitos.

AFP

 



Lectores: 26